LÁSER TERAPÉUTICO VETERINARIO

No existen productos para esta categoría.

Las indicaciones más comunes de láser en medicina veterinaria son tendinitis, hernia discal, profusión fiscal, cojeras, inflamación aguda o crónica con edema local, heridas, rasguños y dehiscencias de herida posoperatorias en animales grandes y problemas articulares, displasia de cadera, displasia de codo, rehabilitación postquirúrgica y alopecia en mascotas.

En la práctica humana y veterinaria, los campos más importantes para aplicación de laserterapia son la medicina deportiva, la dermatología y neurología. Las propiedades antiinflamatorias y analgésicas del láser, así como su efecto en la formación de colágeno, lo hacen muy útil en trauma, cirugía y odontología.

Láser también puede ser usado como terapia local sobre articulaciones dolorosas, músculos, tendones, heridas, úlceras, áreas inflamadas y hematomas.

Las siguientes son algunas de las indicaciones más comunes de láser en medicina veterinaria: tendinitis, enfermedad discal, cojera, inflamación aguda o crónica con edema local, heridas, rasguños y dehiscencias de herida posoperatorias en animales grandes y problemas articulares, rehabilitación postquirúrgica, alopecia en mascotas.

Láser no significa una cura milagrosa, sin un diagnóstico cuidadoso y un plan de rehabilitación detallado, requisitos indispensables para una rápida y total recuperación.

A continuación, os dejamos los 10 efectos fisiológicos y biológicos que se producen en la terapia con láser.